jueves, 28 de abril de 2016

XY vs XX (el eterno clásico!)


Debe ser la época, pero últimamente veo variopintas relaciones a mí alrededor y si bien es cierto cada una tiene un matiz particular, lo que casi siempre escucho que se repite es:

“Él o Ella no quiere tener una relación seria con nadie (es decir el matrimonio, enamorados formales, servinacuy, convivencia en pecado, tire fijo o lo que sea que sea que ese “uno” quiera). Eso es algo en lo que pensará hasta dentro de algún tiempo (ósea… AHORA NO!)”

Lo que obviamente da como resultado, no textualmente, la siguiente hipótesis:

“Tener una relación con bríos de formalidad ( de cualquier tipo que ese “uno” quiera) será, tal vez, para cuando Él o Ella tenga 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 37, 38.. ∞… años...”

Supongo que más de uno o una se ha reconocido no??... porque no siempre son los chicos quienes NO quieren cosas serias eh!!... algunas veces también nosotras nos reservamos ese “derecho de admisión” el hecho es que como mujer solo puedo compartir la sabiduría adquirida por tropezar, durante un tiempo, con la misma piedra. Al igual que muchas, tuve tiempos difíciles pero que me hacen sonreír ahora "ningún marinero se hizo diestro en un mar en calma" así que aquí un poco de historia para que se rían y sepan que al final del túnel siempre hay luz!

Hace years, years ago yo salí con...

Uno de 30 que me dejo clarísimo que lo único que tenía claro es que quería a esa edad aprovechar el tiempo que había desaprovechado cuando era recontra inseguro (es decir entre los 20 y 29).
Uno de 36 quería dejar eso para cuando fuera mayor como para sus 40 (como si a los 36 no fuera lo suficiente viejo!!!...)...jajajajaja...
Uno de 40 decía que había mucho tiempo, que no había apuro y que quería dejarlo para sus 50... (El razonamiento seria para cuando fuera abuelo!?...jajaja),
Y como casi puedo dar fe de conocer todas las escalas, pues agregare que cuando salí con uno de 50 estaba clarísimo que él no quería pensar en eso porque el resto de su corta e infeliz vida quería disfrutarla sintiéndose de 20...jajajajajaja...

QUE TAL???.... aaaAAAhhHH!!.. Pero mi estudio no quedo ahí eh!!!... NOOOOooo mi amool… yo por sabiduría lo sacrifico todo… Así que salí, contra todo pronóstico, con uno de 27, quien nunca dijo mucho al respecto, tampoco pregunté por OBVIOS motivos, pero de su conducta puedo inferir que apuntaba a algo así como: Estoy muy chiquito para pensar en eso… me gustan los beneficios de la vida de adulta, peroooo… me pasas el play statión!?... WHATEVER.... O seaaaa…jajajaja. 

Como pueden ver… la calle esta dura como dicen por ahí, pero no solo para nosotras eh!!... sino también para ellos, lo que pasa es que nosotras somos en número más y nos quejamos más también, pero ellos también la sufren no se la llevan fácil, a veces, y obvio por culpa de esas geniales decisiones “machistas” ya que, hasta donde tengo conocimiento, más de uno está pagando el precio de esas decisiones:

El de 30 que ya no los tiene, esta far far away en el extranjero dándose cuenta que las mujeres de acá no eran tan malas y quejándose de que no conoce alguien por allá que valga la pena y quiera, además, algo formal (Aló!?)
El de 36 que tampoco los tiene ya, esta far far away en provincia percatándose que su familia lo quiere mucho pero ninguna de sus abundantes “ellas” se han dado cuenta que se fue far far away.(karma le dicen!)
El que tenía 40 y que ya casi cumple 50 se está pensando, ahora realmente, si era cierto que no tenía apuro ya que se percató que realmente parece que ya no hay mucho tiempo.(se dio cuenta que se estaba haciendo más joven!)
Y el que tenía 50 todavía no se dé cuenta que la chica de Veinte algo con la que anda no solo lo quiere mucho a él, sino también a su carro, a su billetera, y su afán paternalista de recogerla y llevarla a todas las fiesta donde a él le da roche ir y donde ella, claro está, acude sola (sin comentarios!)

Que tal!? … la calle esta dura chicocas!!!... pero para TODOS!... así que tomemos decisiones inteligentes y no emocionales: Soltemos lo que no nos conviene y vayamos a buscar a ese El o Ella que realmente nos espera; caso contrario, para las mas autárquicas… pues como dice Tego Calderón… Lo mío es punto y aparte tírame pa' lante calle, pero elegante ...♫♪♫♪...

Ilustración: Jordi Labanda


miércoles, 20 de abril de 2016

Mi primer Bralette!

Hace unas semanas revisando el catálogo de Avon me llamo la atención una prenda de vestir que ellos denominaban “Top Sexy”. Como les había comentado antes, de lunes a viernes trabajo en una Unidad Minera y lo más importante para mí ahí es la comodidad, entonces, en esa línea de pensamiento imagine que esta “camiseta de encaje” me podría servir para darme algo de soporte y comodidad debajo de mi súper casaca térmica y dejar un poco de lado los, aveces, incómodos brasieres. Así que se lo pedí a mi súper consultora de confianza, en la talla large (porque soy 36B) Sí!, me fuí a lo seguro.
La prenda llego a mí y probé sus bondades con un vestido que uso mucho en verano por ser ligero y, como tiene repujado en todo el contorno del busto, muchas veces lo he usado sin sostén (aunque usted no lo crea... The Ripley!) pero esta vez lo probé con el “Top Sexy” y quedaba perfecto! Ojo! No les estoy diciendo que me daba el mismo soporte que un sostén, pero me daba el soporte necesario para que mi bubies se vean ordenadas y con caída natural, alineadas con la causa, que nadie note que estoy sin sostén y yo me sienta súper cómoda y como me ha gustado tanto ya estoy atenta al catálogo para pedir otro.

Buscando un poco de información, porque ese título de “Top Sexy” no me cuadraba, me dí con la sorpresa que su nombre para el mundo entero es Bralette (sujetador sin aros)  y es; actualmente, una euforia en el mundo. Es parte de lo que se denomina “La revolución del Bra”. Está inspirada en los formadores que usan las niñas o jovencitas a las que recién se les empieza a formar el busto y ahora ha pasado al mundo de las mujeres que quieren comodidad con algo de soporte. Si bien es cierto se inició recomendado para mujeres de poco busto, existen los que están hechos para mujeres de mediano (mi caso) y de busto abundante.                                                                        
Y lo que me pareció más divertido es que muchos tienen diseño no solo en la espalda sino al frente para ser exhibidos solos o debajo de otras piezas de ropa. Como todo es cuestión de gustos, ustedes deciden yo solo les paso el dato. Lo cierto es que son súper cómodos, coquetos y brindan algo de soporte (recuerden que no es un sostén). Tal vez te animes a probarlos, al principio como yo para estar en casa o usarlos debajo de una casaca térmica (jajajaja) y luego, con algo más de confianza, para combinarlo con otras prendas. Tú decides!