miércoles, 16 de agosto de 2017

Ya te dije adiós! por favor... no jodas más

------------------        x        -------------------

Estoy contenta con mi vida hoy. Estoy contenta con la persona que soy. Estoy contenta con las personas que hoy están en mi vida. El pasado es parte de mí; es cierto! Pero está ahí para aprender de él. Para hacerme reír, para hacerme llorar, pero por sobre todo para permanecer ahí; en el pasado. El hoy se llama presente (Obsequio) y no vale la pena perderlo queriendo revivir el ayer.

















------------------        x        -------------------

Hace tiempo yo tuve una relación y sobre esa relación muchos leyeron en este Blog. Pero, como suele suceder, a veces, las relaciones se terminan y la mía finalizó (por más que al leer “ese” post pareciera que no iba a tener final) Los motivos por los cuales llego a su fin son míos – yo terminé la relación— y para mí no tiene caso hablar de esos motivos. Sin embargo, se presentan estos últimos tiempos "ciertas" circunstancias que me motivan a dedicar líneas a este tema. ¿Por qué? Porque tal vez alguien pasa lo mismo que yo (se siente atosigada) o alguien pasa lo mismo que el “Ex” (quien atosiga) y a veces; cuando el tema no es patológico, ayuda leer la experiencia y recibir los consejos de otros.

Olvidar!... Suena muy lógico ¿no?. Bueno, les sorprendería saber que para muchas personas no es lógico. Me ha sorprendido a mí descubrirlo. Me ha sorprendido sentirme cuestionada, agobiada, asediada y acosada por la esperanza inútil de un “Ex”. Y escribo porque, me da mucha pena que alguien invierta su PRESENTE (obsequio) de esa forma en mí. ¿Por qué? Porque la vida en general debe ser sencilla aunque se nos presente difícil. Hay una frase de Carrie Bradshaw en Sex and the city que dice: “Las computadoras se rompen, la gente muere, las relaciones se terminan. Lo mejor que podemos hacer es respirar y reiniciar” pero siendo todos hechos concretos, para algunos son imposibles de aceptar.

Como no comprendo lo que le sucede al “Ex”, estoy últimamente leyendo y escuchando mucho a Walter Riso y su último trabajo que titula “¿Ya te dije adiós, ahora como te olvido?” Mi intención es entender a ese "Ex" que se queda estancado exigiendo y esperando inútilmente una respuesta, sin darse cuenta que el silencio en sí ya lo es. Sobre el libro mencionado; leí una entrevista a Walter Riso, en la que se hace mención a una serie de frases que creo que todos (especialmente los “Exs” anclados en el pasado) deben leer y aquí las transcribo:
  • Nos han dicho que la esperanza es lo último que se pierde, pero en el amor imposible o en el desamor es lo primero que hay que sacarse de encima.
  • Yo no puedo querer a quien no me quiera. La inteligencia emocional es que pactamos una liberación mutua: Yo te dejo sin culpas y tú te vas sin victimizarte.
  • No puede haber amor sin admiración. El sumiso al principio llama la atención, pero después produce fastidio.
  • Cuando tú entierras y olvidas al otro, empiezas a cambiar la visión del mundo. El crecimiento postraumático es que cuando pasas por una situación adversa, no quedas igual, quedas mejor.
En conclusión, solo puedo afirmar que es un mito que el amor deba durar “para siempre”. El amor es algo que se construye pero que también muchas veces se destruye. No se puede, ni se debe, estar enamorado del amor, mucho menos creer que se tiene el derecho a que te amen porque si no tendríamos el deber de amar y el amor no nace de la obligación. Así que “Ex” consigue tu ritual para dejar la relación atrás, disfruta de tu presente y AVANZAAA!! porque ya te dije adiós; así que por favor no jodas más!


PD: Este post no le será útil a personas que tienen un trastorno emocional patológico denominada “Dependencia Emocional” el cual requiere ayuda especializada (psicólogo-psiquiatra)